Publicaciones

    Talento

    Johanna Scholey
    Johanna Scholey

    Importancia de la Personalidad al Momento de Reclutar

    Para encontrar al candidato adecuado, además de analizar bien su experiencia, calificación y habilidades, también hay que saber reconocer el tipo de personalidad y las cualidades brillantes que se alinean con los valores de la empresa. Esto es igual de importante, e incluso más aún, que su propia experiencia profesional. ¿Funcionaría esta persona bien con su jefe? ¿Y con el resto de su departamento? ¿Cómo asume la visión de la empresa? Estas son algunas de las preguntas que los reclutadores deben hacerse.

    Ahora más que nunca es importante tener en cuenta el potencial de cada persona, y cómo cada uno puede hacer suya y contribuir a la visión del líder.

    ¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de reclutar?

    Si bien la entrevista sigue siendo el método más utilizado hoy en día para evaluar la personalidad de los candidatos, esta tiene importantes limitantes.

    Las dramatizaciones o “role play”, aunque son más difíciles de organizar, tienen mayor potencial de predecir el comportamiento natural de los candidatos; pero son los cuestionarios de personalidad los que pueden ayudar a la empresa a tener una aproximación a la personalidad del candidato en cuestión de 10 o 15 minutos y con un grado de precisión mucho mayor.

    Flexibilidad intelectual, apertura al cambio, tendencia al pensamiento creativo o a afrontar las problemáticas del medio laboral con mayor perspectiva, son algunos de los factores que deben de tenerse en cuenta para reclutar al mejor candidato.

    Entre los distintos cuestionarios de personalidad que existen, se encuentra el famoso y exitoso modelo DISC, desarrollado por William Marston, Phd. Marston encontró que las características de comportamiento podrían agruparse en cuatro divisiones principales llamados estilos de personalidad.

    Las personas con estilos similares tienden a presentar características específicas de comportamiento comunes a ese estilo. Estas cuatro dimensiones del comportamiento fueron nombradas y se creó un medio para identificar la propensión relativa de los individuos a comportarse en consecuencia. La palabra DISC es un acrónimo de estos estilos y está representado por:

    Características de los Estilos de Personlidad DISC:

    D (Dominante) = decisiva, de alta fuerza del ego, solucionador de problemas, toma riesgos, auto-arranque.

    I (Influyente) = entusiasta, confiado, optimista, persuasivo, hablador, impulsivo, emocional.

    S (Sereno) = estable, buen oyente, jugador de la selección, posesivo, predecible, entendimiento.

    C (Concienzudo) = analíticos, de conciencia, buscador de hechos, altos estándares, sistemáticos, precisos, perfeccionistas.

    En su mayor parte, no hay estilos puros, pero todas las personas comparten estos cuatro estilos en diferentes grados de intensidad representados por gráficos con una línea media. Estos estilos compuestos son conocidos como mezclas de estilo, cada uno con sus propias características, preferencias, miedos, fortalezas y limitaciones.

    Debido a su simplicidad y rentabilidad, DISC simplifica el proceso de reclutamiento, por lo que es práctico implementar perfiles de personalidad en todos los ámbitos. Las características como el emparejamiento de trabajos incluso pueden ayudar a resaltar a los candidatos que coinciden estrechamente con las necesidades de un rol, al menos en términos de sus personalidades individuales.

    DISC puede ir más allá en esta área, también. Por ejemplo, la mejor práctica es proporcionar a los candidatos retroalimentación sobre su desempeño, y un informe de retroalimentación DISC a medida puede hacer exactamente eso. Para los candidatos exitosos, una comprensión de su estilo personal también puede ayudar a facilitar la integración en la organización, y al adaptar su nuevo rol a sus fortalezas particulares.

    Uno de los puntos fuertes de DISC es su capacidad para explicar cómo dos personalidades diferentes interactuarán juntas. DISC identifica las características positivas de cualquier relación de trabajo, así como las áreas potencialmente problemáticas, e incluso puede sugerir enfoques para ayudar a solidificar una relación.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.