fbpx

    Publicaciones

    Relocation

    Larissa Brostella
    Larissa de Brostella

    Cómo Manejar Eficientemente Ambientes Multiculturales

    Una compañía puede manejar personal de diferentes culturas por los múltiples beneficios que esta diversidad le brinda a una organización en términos de efectividad, estrategia y el impacto en las carreras y planes de crecimiento de sus colaboradores.

    Entre las principales ventajas que se evidencian al manejar ambientes multiculturales, se encuentra que los mismos:

    • Enriquecen los ambientes con las competencias que cada cultura aporta.
    • Brindan conocimiento y entendimiento de posibles mercados objetivos.
    • Promueven ambientes de innovación y creatividad.
    • Ayudan a una mejor adaptación al cambio dentro de las organizaciones.
    • Incrementan la flexibilidad organizativa.
    • Muestran mayor capacidad de solucionar problemas.

    Independientemente de la gran cantidad de ventajas de tener una organización multicultural, existen muchos retos.  La diversidad mal manejada puede:

    • Generar resultados disfuncionales a la hora de solucionar problemas, transmitir información, llegar a acuerdos y establecer planes de acción.
    • Crear dinámicas negativas como etnocentrismo, estereotipo y choques culturales, que pueden generar un marco de desventajas laborales más serias.
    • Generar problemas de comunicación severos. Esto puede afectar directamente los objetivos de la empresa, los planes de crecimiento y desarrollo del personal, y la cultura organizacional.
    • Desarrollar grupos sociales que afectan negativamente la productividad.
    • Aumentar el ausentismo y problemas de rotación de personal.

    La clave para aprovechar los beneficios de los ambientes multiculturales minimizando los inconvenientes es crear una organización en la cual los miembros de los diferentes antecedentes socioculturales contribuyan y desarrollen su potencial.  Esto suena sencillo, pero no lo es.  Hay que trabajar en mantener el balance entre lograr los objetivos de la organización y desarrollar un liderazgo que promueva la diversidad, para ampliar los límites de la cultura individual de los colaboradores.

    Entre las recomendaciones que se pueden hacer para lograr este fin están:

    1. Vincular el multiculturalismo a los objetivos estratégicos, y comunicarlo de forma que el personal esté claro del por qué y el cómo se lograran dichos objetivos.
    2. Responsabilizar a los líderes de cumplir los objetivos de diversidad, demostrando su capacidad desarrollar y administrar una fuerza laboral diversa. Esto debe incluir el manejo de diferentes dimensiones culturales (jerarquía, tiempo, tipo de comunicación, coaching, retroalimentación negativa, entre otros).
    3. Trabajar en establecer una línea de comunicación efectiva para que el personal genere nuevas ideas, brinde retroalimentación oportuna y presente quejas de forma constructiva.
    4. Valorar la diversidad, de forma que las diferencias sean celebradas en vez de ser toleradas.

    Los líderes necesitarán manejar un conocimiento básico de la cultura y tradiciones de todos sus empleados, por la relación que estos tienen en el comportamiento diario de los colaboradores.

    Es importante que el manejo de grupos multiculturales no se lleve a la ligera.  Las consecuencias de ignorar el multiculturalismo pueden ser muy serias, como ya hemos visto.  Con el apoyo y las directrices correctas para establecer canales donde estos grupos pueden desarrollarse y comunicarse efectivamente, se logrará que todos los trabajadores entiendan las ventajas competitivas de la diversidad, en beneficio de los objetivos estratégicos de la empresa.

     

    Larissa de Brostella

    Executive Vice President

    Leave a comment

    Your email address will not be published.