Publicaciones

    Bienes Raíces

    Allan Guevara

    Del Servicio Tradicional al ‘Marketing Intelligence’:  El Nuevo Reto

    Gran parte de mi vida profesional me dediqué a trabajar en marketing, desarrollo de proyectos y comunicaciones. Es de esta manera, que la investigación de mercado me ayudó enormemente a diagnosticar los problemas de mis clientes. Pero no me bastó solo con diagnosticar, mi intención siempre se enfocó en poder darles soluciones.

    Decisiones Informadas

    Ciertamente la actividad comercial inmobiliaria es cíclica y está cambiando. Por consiguiente, es fundamental conocer bien el entorno, estudiar las nuevas tendencias tecnológicas y adaptarse a las necesidades del cliente. Con ello en mente, podremos idear soluciones a la medida e implementarlas con herramientas innovadoras que aporten valor.

    El objetivo es que los clientes estén en capacidad de tomar decisiones informadas. Esto es clave para mantener el equilibrio entre el riesgo y las acciones que deban tomarse. Así de fácil, y así de difícil. Un inversionista que no actúe sobre la base de decisiones informadas no tendrá ninguna ventaja sobre el que especula.

    El servicio tradicional en la Era Digital

    El servicio tradicional no es malo, en absoluto; sin embargo, es necesario comprender que estamos en plena Era Digital y que el concepto tradicional está pasando por un cambio de época que puede resultar complicado o incluso retador. Si bien es cierto, el servicio tradicional presenta una grandiosa oportunidad de elevar la experiencia personalizada, enfrenta igualmente un gran reto: el problema relacionado a identificar asertivamente los nuevos hábitos de consumo y adaptarse a las nuevas tendencias generacionales.

    Macrodatos (Big Data)

    La revolución de la Era Digital trajo consigo cambios profundos y transformaciones. De hecho, nos ofrece ahora un mundo nuevo de oportunidades que podemos y debemos aprovechar. Los Macrodatos proporcionan un punto de referencia excepcional para que las empresas hoy en día obtengan respuestas inmediatas. Además, nos ayudan a resolver problemas internos que eran erróneamente atribuidos al entorno.

    Ciertamente, los Macrodatos permiten que las empresas se muevan mucho más rápidamente y de manera eficiente. Pero no es la cantidad de datos lo importante. Lo que realmente importa es lo que las personas puedan hacer con esos datos. Es aquí donde su evolución ha permitido lograr nuevos análisis que conducen a mejores decisiones y enfoques de negocios estratégicos.

    Inteligencia de Mercado (Marketing Intelligence)

    En un ciclo de constante cambios, las empresas tienen que tomar decisiones y tienen que hacerlo con rapidez. Los datos son clave. Pero obtener los datos no significa automáticamente que se sepa qué hacer con ellos o cómo interpretarlos. Es ahí cuando la Inteligencia de Mercado entra en escena. Y debe hacerse de la mano de expertos capaces de analizar toda esa información, diagnosticar el problema, presentar soluciones innovadoras.  Si no, ¿para qué hacerlo?

    Según un estudio de Forrester, titulado “The Next Wave of Digital Marketing is Predictive”, el 79% de los directivos de marketing aseguran que aumentarán el uso de la inteligencia de mercado en los próximos doce meses. Estos directivos consideran que así mejorará significativamente el rendimiento de la inversión.

    Sin duda, el marketing es el área en donde se mueve la mayor cantidad de datos. Disponer de una herramienta que nos ayude a sacarles mayor provecho es esencial; sin embargo, puede ser igualmente costosa. Muchas empresas invierten en la recopilación de datos de marketing y su almacenamiento; sin embargo, una vez los tienen, no llegan a más con ellos. Esto ocurre porque su implementación estratégica requiere de expertos dedicados a maximizar todo su potencial.

     

    Dentro de la Inteligencia de Mercado pueden realizarse diferentes tipos de análisis financieros que permiten comprender objetivamente el entorno. Además, permiten conocer mejor a los clientes, a la competencia, y al mercado para tomar decisiones estratégicas más acertadas. Los números son reales.  Ahora bien, asumir el reto de incorporarlos, no es necesariamente fácil. Para comenzar, se debe contar solo con información fiable como base de cualquier decisión estratégica.

    Otros análisis que pueden integrarse con la Inteligencia de Mercado son los KPI (Key Performance Indicators). Aunque no es el tema principal de este artículo, es igualmente importante comprenderlos. Como sabemos, los KPI aportan un valor cuantificable asociado a un objetivo de negocio estratégico. Su resultado nos indica si se ha cumplido ese objetivo estratégico o no. Es decir, si no medimos lo que hacemos, no podremos conocer qué estamos realizando bien y que no está funcionando.

    Conclusión

    La actividad comercial inmobiliaria sigue cambiando y es el momento de ver el cambio como una gran oportunidad. Para ello, es fundamental que se analice bien en qué estado se encuentra la empresa en este momento. De esta manera, podrás alinear mejor la situación actual con los objetivos financieros.

    Con la Era Digital, tenemos ahora una importante cantidad de macrodatos a nuestro alcance. Además, podemos combinar la inteligencia de mercado para mejorar significativamente el rendimiento financiero de la organización. Para ello, el siguiente paso es contar con expertos dispuestos a ayudarte a tomar decisiones informadas.

    En todo caso, la clave reside en poder comprender tus necesidades reales, idear soluciones a tu medida, e implementarlas. Es en este punto donde tendrás el reto de convertir todo ese conocimiento en una ventaja competitiva a tu favor. Al hacerlo, podrás adaptarte mejor al entorno, tomar decisiones informadas e implementar soluciones innovadoras que aporten valor.

     

    Allan Guevara III

    Consultor Inmobiliario, Master Brokers

    Leave a comment

    Your email address will not be published.