Publicaciones

    Estrategia HR

    Eda Ramos de Pereira
    Eda Ramos de Pereira

    ¿Cuánto estás invirtiendo en Capital Intelectual?

    En el último artículo que escribí en noviembre compartí sobre cómo la Alta Gerencia, en su rol estratégico, puede lograr la re-invención del negocio.  Una de las tareas críticas para lograrlo, mencionadas en mi artículo anterior, es la de mapear el capital intelectual para definir sucesores clave.

    Cuando en la útima semana de enero de este año Forbes citó a Robert F. Smith, Fundador y CEO de Vista Equity Partners –firma con más de USD$52 billones en compromisos de capital acumulativos – me pareció tan oportuna y poderosa la cita, que decidí compartir mi opinión respecto a lo que expresó. 

    Según Smith: In this age of intellectual capital, where brainpower is the world´s most valued currency, the opportunity to find purpose – and create value that aligns with our values – has never been greater.

    Sin lugar a dudas, el desafío actual -más allá de lo que cuesta hacer R&D, digitalizar los procesos, crear modelos de negocios nuevos mientras mantienes competitivos los que están maduros y cambiar los canales con los que te comunicas con tus nuevas audiencias- es equipar a la gente con nuevas capacidades.

    Según el artículo “Getting practical about the future of work,” de Bryan Hancock, Kare Lazaroff-Puck y Scott Rutherford, publicado en el McKinsey Quarterly de enero 2020, indican que para 2030, hasta un 30-40% de todos los trabajadores en los países desarrollados necesitarán moverse a nuevas ocupaciones o mínimo mejorar sustancialmente sus habilidades. 

    Resultado de imagen de Software como servicio

    Comparten en este artículo también que algunas organizaciones ya han tomado decisiones para enfrentar esta situación. Amazon, recientemente comprometió $700 millones a re-entrenar 100,000 empleados para mejorar sus habilidades tecnológicas. JP Morgan Chase, comprometió $350 millones a 5 años para desarrollar habilidades técnicas, y Walmart ya ha invertido más de $2 billones en salarios y entrenamientos incluyendo un programa para empleado “entry-level” que les enseña sobre el modelo de negocio y les desarrolla habilidades blandas valiosas.

    Obviamente no todas las empresas tenemos la capacidad financiera de Amazon, Walmart o JP Morgan, pero esa no es razón para limitarnos.   Sin duda, no todo se puede hacer al mismo tiempo, pero si la organización logra elevar su capacidad de planificación estratégica y mapear el capital intelectual que necesita para implementar los proyectos que sostienen la estrategia, podrá no solo encontrar la ruta de trabajo sino con quiénes podrá lograrlo.

    El factor crítico de éxito, es identificar las capacidades/habilidades que necesitamos y no tenemos. Debemos priorizar en lo que nos enfocaremos en aprender para mejorar los resultados.  Este proceso se convierte en una evolución profesional necesaria en todos los niveles de la organización. El cual no solo alinea el talento a la estrategia sino a también a la cultura que permite mover el negocio al siguiente nivel.

    Si te interesa conversar más sobre este tema, estoy a la orden en Grupo Siuma.

    Eda Ramos de Pereira
    CEO, Grupo Siuma

    Leave a comment

    Your email address will not be published.